Restaurando la música. “El órgano de la Epístola”.

Desde su llegada en 1736 a la Catedral de la Ciudad de México, el Órgano de la Epístola acompañó el culto religioso hasta su destrucción parcial en 1967. La restauración y conservación del Órgano de la Epístola fue una tarea compleja y laboriosa, que tras dos años y medio culminó en la recuperación del sonido de este extraordinario instrumento.

Director:Gabriel García

Deja un comentario